Fecha: abril 19, 2024
Fecha: abril 19, 2024

Democracia para siempre

Publicado por: Amba Diario

Publicado por: Amba Diario

Por: Juan Pablo Firpo

Democracia para siempre y memoria activa.  Las abuelas y las madres de Plaza de Mayo dejaron un legado enorme. Esas mujeres que en la lucha nunca bajaron los brazos, ni se resignaron a darse por vencidas, son un ejemplo de profundo amor y solidaridad por nuestra patria pero también de memoria activa, porque como dijo el filósofo madrileño, Jorge Ruiz de Santayana: “Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”.

Defender nuestra democracia no es de izquierda ni de derecha. Vivimos en una sociedad y en un mundo que encasilla, etiqueta, clasifica, todo. Nuestra manera de pensar, de vivir, de actuar, de tomar decisiones. Yo me pregunto: ¿Por qué pregonar la defensa de la convivencia democrática es de “zurdo”? Pareciera que en la actualidad, y sobre todo en gran parte de la juventud que representa el 40% del Padrón Electoral, está “de moda” ser un negacionista de la peor dictadura de nuestra historia.

En este 2023 se cumplen 40 años de la recuperación de la democracia y Waldo Ansaldi, profesor y sociólogo argentino, explica que la democracia tiene características fundamentales: “La libertad de asociación, de opinión, de prensa y de funcionamiento de los partidos políticos; pluralismo político e ideológico; separación de los poderes del Estado; y realización de elecciones libres, sin proscripciones”.

Debemos cuidar el legado, y proteger el camino que se inició con el Juicio a las Juntas y continuó con la condena a los represores. Argentina tiene un reconocimiento internacional en los organismos de Derechos Humanos. El Museo Sitio de Memoria ESMA, fue incorporado a la Lista de Patrimonio de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). La UNESCO es el organismo que pertenece a Naciones Unidas, que tiene como objetivo contribuir a la paz y a la seguridad, en 1979, declaró Patrimonio de la Humanidad al campo de concentración más grande y emblemático del Holocausto, que fue Auschwitz.

La convivencia democrática y el respeto por el que piensa diferente tienen que ser valores centrales para siempre en nuestro país. No es algo menor, no podemos naturalizar la democracia. La violencia y la descalificación destruye las instituciones, la calidad de vida de los argentinos y las argentinas y sobre todo, la memoria. Tenemos que mantener la memoria activa para no olvidar el pasado.

El discurso negacionista atenta contra la convivencia democrática. En las redes sociales el mensaje negacionista sale a luz, pero también en las calles. Lo vimos en estos últimos años, con la pandemia, en múltiples manifestaciones con las bolsas mortuorias en Plaza de Mayo. Es un discurso muy peligroso que atenta contra nuestro sistema democrático, político, económico y social.

Defender nuestra democracia no es de izquierda ni de derecha. Democracia para siempre debe ser el pilar central para que los argentinos y las argentinas podamos estudiar, trabajar y vivir en paz y en armonía. Discutir y debatir desde el respeto sin agravios es fundamental para que nuestra democracia siga viva, esa democracia que tanto les costó recuperar a nuestras abuelas y madres de Plaza de Mayo.

Nunca más.

Compartir en redes

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio